Campeonato de España 2016. Cómo “no” hacer un buen campeonato

Tanque que nos recibe en San Torcuato

Fuimos con altas expectativas, pero como suele pasar cuanto más altas sean éstas, más fácil es llevarse una decepción. Este año fue en San Torcuato, un lugar que profesionalmente me trae gratos recuerdos, pero que además en sí el lugar es muy acogedor y muy bonito. En pleno valle Riojano, rodeado de las viñas que dan fruto al más prestigioso vino Español, se encuentra este aeródromo que rebosa naturaleza por los cuatro costados. Fuimos el jueves con una sana intención de entrenar tanto el jueves como el viernes. Semanas antes estuvimos ya entrenando Santi y yo. Santi es mi nuevo copiloto y aunque todo esto le viene nuevo, tiene una gran capacidad para asimilar tareas de coordinación, cálculo y observación. Los primeros entrenamientos en Valencia fueron muy alentadores y por ello nos planteamos ir seriamente a plantar cara a nuestros adversarios de siempre a La Rioja. Pero todo empezó ya mal. El jueves tardamos el día entero en tener todo preparado y cuando ya salimos era para llegar solo y a última hora a Soria, por lo que el entrenamiento que debíamos hacer el jueves se arruinó. Nuestro gran amigo y mejor Deportista Marcos Chuliá nos acogió en su casa en Garray. Al día siguiente, dispuestos ya a salir, se nos rompió un tornillo de la pinza de freno. El nuevo contratiempo nos generó un nuevo retraso y gracias a Marcos pudimos arreglarlo decentemente. Decidimos ya en Garray planificarnos el entrenamiento directo despegando desde Soria. Así lo hicimos. Todo fue según lo previsto esta vez y realizamos una ruta de entrenamiento de hora y media sin problemas con resultados esperanzadores.

El mapa 1:250.000 es nuevo para mí y no estoy tan acostumbrados a su resolución. Se decidió por esta escala debido a que en UK tendremos esta escala precisamente para el mundial, por lo que es importante acostumbrarse a él. En este primer entrenamiento la verdad es que todo salió muy bien y me adapté rápidamente a las referencias visuales para poder cuadrar los tiempos de paso. Por la tarde planificamos otra ruta y la verdad es que las cosas salieron muy bien. Los errores que cometimos los analizamos y pudimos identificar problemas de fácil resolución.

Al final del día pudimos entrenar las pruebas de precisión, que si bien en Valencia las habíamos entrenado muy intensamente, es necesario adaptarse a cada lugar por las diferencias de altitud y orografía. Fue esta última la que el domingo nos echaría por tierra las esperanzas de conseguir la medalla de plata.

Justo antes de la prueba revisamos bien la ruta en busca de posibles referencias posibles que coincidan con las fotos. Así encontramos un punto de giro para iniciar un tramo desconocido.

Al día siguiente empezaríamos las pruebas y la verdad es que fue todo muy bien. Santi no pudo encontrar más que una de las 9 fotos del recorrido, pero la navegación fue extraordinaria y los tiempos de paso con gran precisión, lo cual nos elevó a una segunda plaza por delante de Marchesi e Ignacio Juez.

En la segunda prueba de navegación aparecían tramos desconocidos. Santi se lució esta vez identificando más fotos que el resto de tripulaciones. La navegación fue muy buena también, todo lo cual nos auparía a un 1er puesto en esta prueba por delante de todos nuestros rivales. En la clasificación general nos iríamos con un 2º puesto con una mínima diferencia de 67 puntos sobre 1843 que había conseguido la tripulación de Pedro y Kami. Nos fuimos a la cama con esperanzas de no hacer un muy mal resultado en las pruebas del domingo. Pero la ley de Murphy aparece como siempre.

El Domingo amaneció según lo esperado, con vientos de 20 kms/h y con lloviznas distribuidas por todo el valle riojano. Un buen entrenamiento para UK sin duda, pues es exactamente lo que nos espera.

Después de las pruebas de navegación, nos esperaba una prueba de consumo (el triángulo) y otras dos de precisión.

deposito_rotoEn la preparación de la prueba de consumo se nos rompió el racor de conexión de combustible en el depósito cilíndrico que usamos concrétamente para este tipo de pruebas. Adiós a la prueba. Al tener que volar con un depósito sin marcaje de niveles es prácticamente imposible saber lo que estás consumiendo por lo que no puedes tomar decisiones de cuándo hacer el viraje en el primer vértice del triángulo. Fuimos a ciegas. Es una prueba que Pedro debe ganarla, porque además de ser un piloto extraordinario, el avión lo tiene absolutamente preparado mecánica y aerodinámicamente para obtener el mayor rendimiento, mínimo peso, complementos de fibra de carbono para disminuir resistencia parásita, centro de gravedad atrasado para generar más sustentación en el empanaje de cola y disminuir así la resistencia inducida, etc… Lo único que podemos hacer es minimizar los daños, pero esto es imposible sin nuestro depósito. Por tanto hicimos la prueba a ojo. Llegamos y cuando pesamos el combustible remanente nos pasamos 250gr de los 5 kilos que deberíamos haber consumido. Por si eso no fuera poco, con el lío del depósito, justo antes de iniciar la prueba nos olvidamos completamente de pasar por el Starting Point, por lo que nuestra descalificación es doble. Adiós al campeonato. Las prisas, los imprevistos y el no llevar el material debidamente probado, te hacen cometer estos errores garrafales. ¡Otra aprendida!

Para hundirnos en la miseria las pruebas de precisión nos las pude hacer peor. Fueron a motor parado con tiempo, es decir, consiste en pasar a 1000′ AGL sobre la parrilla en la pista, paras el motor y debes no solo tocar en la parrilla en el lugar de mejor puntuación, sino que lo debes hacer en el minuto 00 segundos oficial. Parece complicado pero cuando lo entrenas normalmente no te separas de 10 segundos del objetivo. El caso es que no lo salió como en los entrenamientos en Valencia. El gradiente del viento era considerable y por más que lo intenté, no me salía. Tenía el día torcido y torcido acabaría. Lo más importante es que otra aprendida. Es algo que deberé tener muy en cuenta en futuras pruebas. Precisamente las pruebas de precisión son mi fuerte y no puedo echarlas a perder. Próxima cita en Olocau, Copa de España. Será el último entrenamiento antes del Mundial.