Empezamos con las pruebas.

Después de la inauguración de ayer, hoy se aprovecha el mal tiempo para realizar pruebas de precisión.
Empezamos con una prueba de despegue con un obstáculo de un metro (cinta). Esta prueba requiere despegar lo más próximo posible al obstáculo y gana el que lo consiga sin llevarse por delante la cinta.
La otra prueba es la de aterrizaje a motor parado y en un tiempo determinado. Esto quiere decir que además de tener que gestionar el avión sin motor y tocar con las ruedas en la parrilla de puntuación, debes tocar con las ruedas en el segundo exacto del minuto oficial (cualquiera). Te dan más puntos sin consigues tomar en la parte más inicial de la parrilla, y si te acercas lo más posible en el minuto oficial.